TRAM se compromete a que el cumplimiento de sus obligaciones legales, normativas y contractuales y la creación de riqueza en favor de sus accionistas se lleve a cabo en unas condiciones justas para la sociedad como consecuencia de prestar un servicio de calidad, eficiente en el uso de recursos naturales y que minimice la generación de residuos, proporcionando siempre unas condiciones laborales adecuadas a su personal y apoyando sectores vulnerables de la sociedad mediante la colaboración con organizaciones del tercer sector.

Este compromiso se materializa en nuestro Código Ético, en la Política de Cumplimiento Penal y la Política de Calidad y Medio Ambiente.

Con el fin de aplicar estos principios, valores y políticas, y con el convencimiento de que la mejora continua es un elemento estratégico para el funcionamiento de la compañía, TRAM ha desarrollado e implantado su Sistema Integrado de Gestión (SIG), certificado por organismos independientes en lo tocante a:

CERTIFICADOS

certificate-image
certificate-image
certificate-image
certificate-image
certificate-image